Consejos para reducir la presión arterial alta

Consejos para reducir la presión arterial alta

febrero 1, 2019 0 Por Beneficiode

Cómo reducir la presión arterial alta

La hipertensión arterial se define como una presión arterial sistólica (PAS) mayor o igual a 140 mmHg o una presión arterial diastólica (PAD) mayor o igual a 90 mmHg, mientras que cifras menores de 130/85 mmHg se consideran valores de presión normales.

Existen variadas evidencias clínicas que demuestran que cuanto más alta es la presión arterial, mayor es la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.

De igual forma, todos los expertos coinciden en que mantener las cifras de presión por debajo de los valores mencionados reduce de forma significativa el riesgo de complicaciones.

¿Cómo bajar la presión arterial alta?

Actualmente la hipertensión arterial es la enfermedad crónica más frecuente en España y las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en el mundo, afirma.

En estas patologías se incluyen la cardiopatía isquémica que subyace al infarto de miocardio, así como las complicaciones cerebrovasculares como el ictus cerebral y los ataques isquémicos, además de enfermedades del riñón como la insuficiencia renal y enfermedades de las arterias periféricas.

La hipertensión arterial en adultos afecta a alrededor del 30 o 40 por ciento de la población. Es más común en avanzada edad (llegando a más del 65 por ciento en personas con más de 60 años).

La HTA fue el líder global en contribuir a la muerte súbita con casi 10 millones de muertes en 2015, por lo tanto es necesario tomar previsión y mejorar el estilo de vida para evitar o reducir la tensión arterial alta.

¿Qué hago para que me baje la tensión arterial?

Sí padeces de presión arterial alta debes cambiar tu estilo de vida, sigue los siguientes consejos para bajar la tensión y verás como tu salud mejora.

Moderación del consumo de alcohol

Consumido de forma excesiva tiene un fuerte efecto en el aumento de la tensión.

Lleva una dieta mediterránea

Dieta equilibrada incluyendo de forma continua los vegetales, legumbres, frutas, cereales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aceite de oliva.

Disminuir y evitar en lo posible la sal en la dieta, llegando a menos de 5 gramos de sodio al día.

La dieta mediterránea demostró en varios estudios una disminución significativa de eventos cardiovasculares y muerte, y a los cinco años un 29 por ciento de reducción del riesgo cardiovascular en comparación con la dieta baja en grasas y un 39 por ciento de reducción de complicaciones cerebrovasculares.

Pérdida de peso

Estudios realizados demuestran que la pérdida de 5 kg reduce la presión arterial sistólica.

El sobrepeso y la obesidad están relacionados con el incremento de la presión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares y mortalidad. El índice de masa corporal (IMC) saludable se sitúa entre 20 y 25 kg/m2 en personas menores de 60 años.

Actividad física

Estudios epidemiológicos sugieren que la actividad física es muy beneficiosa para la prevención y el tratamiento de la hipertensión y disminuye factores de riesgo cardiovasculares y mortalidad. Se recomiendan de 25 a 30 minutos de ejercicio aeróbico moderado de 5 a 7 días a la semana.

No fumar

El tabaco es el mayor factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Reducir el estrés

Los niveles elevados de estrés crónico puede contribuir a una presión arterial alta. Es necesario realizar una evaluación para determinar los efectos del estrés crónico en la presión arterial.

El estrés ocasional también puede contribuir a una presión arterial alta si tu reacción  es consumir alimentos poco saludables, beber alcohol o fumar.

Tomarse un tiempo para pensar qué es lo que te hace sentir estresado, como el trabajo, la familia, las finanzas o las enfermedades. Una vez reconocidas la causa del estrés, piensa cómo podrías eliminarlo o reducirlo.

Si no puedes eliminar todos los generadores de estrés, al menos puedes afrontarlos de forma más saludable.

Recuerda que el estilo de vida cumple una función importante en el control de la presión arterial alta. Si controlas tu tensión arterial exitosamente con un estilo de vida saludable, podrías evitar, demorar o reducir la ingesta de medicamentos y lograr reducir la presión arterial alta.

¿Qué daños produce la presion arterial alta?

Entre las complicaciones que trae consigo, la tensión arterial alta produce daño en las propias arterias y en los órganos a los que llega la sangre con presión elevada.

Consejos para reducir la presión arterial

Persona tomando la presión arterial de forma manual.

  • Arterias: aneurisma aórtico y claudicación intermitente.
  • Corazón: hipertrofia, insuficiencia cardíaca y fibrilación auricular. Además, es marcador de enfermedad de corazón  preclínica o asintomática.
  • Cerebro: ictus, hemorragia y demencia.
  • Ojos: retinopatía hipertensiva.
  • Riñón: insuficiencia renal.

¿Cómo reducir la tensión arterial alta?

Lo más importante a tener mar en cuenta para prevenir la hipertensión arterial o reducir las cifras de presión cuando ya se ha diagnosticado es cambiar a un estilo de vida saludable, que incluye restringir la ingesta de sal, moderar el consumo de alcohol, reducir el contenido de grasas saturadas y colesterol.

Y como contrapartida, aumentar la ingesta de legumbres y hortalizas, productos lácteos descremados, fibra dietética y soluble, cereales integrales y proteínas vegetales. En definitiva, adoptar la llamada dieta mediterránea.

El estilo de vida saludable incluye igualmente la reducción sistemática de peso, el abandono estricto del cigarro y el ejercicio físico moderado y regular.