Espinacas: Todos sus Beneficios y Propiedades para la Salud

Espinacas: Todos sus Beneficios y Propiedades para la Salud

abril 17, 2020 0 Por Beneficiode

Beneficios de las espinacas para la salud

La importancia de mantener una buena alimentación radica en el fortalecimiento de la salud. Cuando empezamos a cuidar lo que consumimos, los resultados serán positivos para nuestro cuerpo. De otra manera, pronto veremos las consecuencias.

Por eso, al empezar a andar por el camino de la buena alimentación, debemos conocer los beneficios que los alimentos no pueden dar, así, cada plato será hecho con la intención de cuidar nuestro cuerpo y mente. Esta vez, nos sumergimos en el mundo de la espinaca y todas las maravillas que tiene para nosotros, allá vamos.

La espinaca y sus propiedades

Este suculento vegetal aporta a nuestro organismo una gran cantidad de vitaminas y minerales que lo hacen un ingrediente obligado dentro de los menús saludables. La espinaca posee vitamina A, C, E, K, B6, B1 y B2.

Dentro de los minerales, es muy rica en calcio, potasio, hierro, fósforo, manganeso y magnesio. Asimismo, está compuesta básicamente por agua, con muy poca grasa, pero abundante en proteínas. Es un vegetal que aporta mucho ácido fólico.

Las espinacas son ricas en antioxidantes, especialmente flavonoides y carotenoides. Sus tallos aportan más fibra que las hojas.

La espinaca en la mesa 

Es larga la lista de beneficios que aporta la espinaca, te mostraremos las más importantes que debes conocer y tomar más en cuenta para tu vida diaria. Por todos sus aportes es donde viene su bien ganada fama de ser un vegetal súper saludable.

Debido al nivel de hierro contenido en la espinaca, esta favorece el transporte de oxígeno a través de la sangre, más específicamente por la hemoglobina. Aumenta la fortaleza muscular, ya que posee nitratos que favorecen a ello.

Esta cualidad la hace adecuada para las personas con rutinas de ejercicios fuertes que necesitan fortalecer sus músculos. Otra de las cualidades beneficiosas de la espinaca, es que, por su bajo contenido calórico y su gran valor nutricional, son ideales para bajar de peso.

Adicionalmente, la espinaca contiene fibra, que favorece la digestión y causa sensación de saciedad, por lo que se recomienda consumir antes o después del ejercicio.

Estos vegetales saludables se destacan, entre otras cosas, por sus antioxidantes naturales que favorecen en la prevención de enfermedades graves como el cáncer y disminuye las posibilidades de padecer alguna enfermedad cardiovascular. De la misma manera, son efectivas para la regulación del colesterol malo debido a la acción de sus antioxidantes.

Espinacas listas para cocinar / Pexels Photo

Contiene ácido fólico, por lo que es altamente recomendado para el consumo de mujeres embarazadas y niños. Además, es un alimento que, consumido regularmente, aumenta la energía.

Las espinacas contribuyen a fortalecer la salud ocular, ya que aportan vitamina A, que ayuda a prevenir la ceguera nocturna. Adicionalmente, es ideal para prevenir las cataratas por el nivel de antioxidantes que posee. Es eficaz frente a enfermedades como el Alzheimer, así como a la preservación de la salud mental.

Es ideal para regular la presión arterial, ya que posee magnesio y potasio. Además, favorece a la eliminación de líquidos, depurando a la misma vez los riñones como un diurético natural.

Sus niveles de vitamina A ayudan en el cuidado de la piel y el cabello. Además, aumenta los niveles de hemoglobina, lo que la hace perfecta para la prevención de la anemia.

La espinaca y sus beneficios

En cualquier momento del día se pueden consumir espinacas. No hay una regla que impida degustarlas en el desayuno, almuerzo o la cena. Existe una infinidad de recetas saludables y deliciosas que se pueden disfrutar en cada hora de comida. Aquí les presentamos algunas de ellas.

Para el desayuno, podemos disfrutar de un batido de banana y espinaca, huevos revueltos con espinaca o espinacas con queso y pan. En el almuerzo, estarían perfectos unos macarrones con queso y espinacas, tortillas de espinaca o un pastel. Para finalizar, a la hora de la cena, se puede disfrutar de una ensalada de espinaca, tomate y aguacate o espinaca con atún.

No solo los platos antes mencionados son el límite de las alternativas que se nos presentan con estos vegetales maravillosos, realmente las posibilidades son infinitas al momento de cocinar y combinar lo saludable con lo delicioso, todo en compañía de la protagonista principal: la espinaca.

La espinaca definitivamente contribuye al mantenimiento de la buena salud. Su consumo regular repercute positivamente en el organismo, convirtiéndola en uno de los alimentos que más beneficios aporta y, por su versatilidad, puede ser incluido en cualquier menú de todas las culturas

¡Qué afortunados somos de contar con un aliado de la valía de la espinaca para mantener nuestra salud en excelente forma! Si no estabas muy convencido de ello, no hace falta que te digamos que necesitas probarla. Si no lo has hecho, te pierdes de un vegetal que, además de delicioso, es infinitamente saludable. ¡A comer espinacas!