Inicio Consejos Cómo cambia la piel en el posparto y qué hacer para cuidarla

Cómo cambia la piel en el posparto y qué hacer para cuidarla

Cómo cambia la Piel tras el parto y qué hacer para cuidarla

El posparto es una etapa en la vida de la mujer que representa un riesgo: no solo se enfrenta al cuidado del nuevo bebé, sino también a los cambios hormonales y físicos. ¿Qué puedes hacer?

La piel en el posparto cambia como consecuencia de los cambios hormonales durante el embarazo. Es por ello que el cuidado debe comenzarse desde el momento de la concepción y no esperar hasta después del parto.

Por otro lado, además de las variaciones de hormonas, el cansancio y la nueva situación afectan a la piel de la madre. Es por ello que este órgano merece una atención especial.

Las afecciones en la piel asociadas al posparto incluyen estrías, cambios en la textura, flacidez, celulitis e hiperpigmentaciones. La más afectada es la zona del abdomen.

Estrías.

Las estrías son el principal cambio en la piel en el posparto. Se producen por la distensión ante el aumento de peso durante el embarazo y la vuelta a la normalidad después del parto. Este proceso provoca rompimiento de las fibras de colágeno y elastina.

Se notan en el abdomen, los senos y los glúteos. Una vez que ya se producen, es difícil eliminarlas por completo. De modo que la recomendación es prevenirlas desde el inicio.

Para evitar las estrías se recomienda el uso de cremas especiales que combinen centella asiática y ácido hialurónico. De igual forma, parte del cuidado de la piel en el posparto implica el uso de cremas hidratantes. Estas deben contener rosa mosqueta y vitamina K, que estimulan la producción de colágeno.

Aunque las estrías no desaparecen, se pueden reducir. Además, si son de aparición reciente, podrán mejorar con tratamientos estéticos de láser y radiofrecuencia.

Cuidado Piel Posparto Mujer – Estrías

El cuidado desde adentro, manteniéndote hidratada con abundante agua, y el consumo de alimentos que estimulen la síntesis de colágeno, también son beneficiosos.

Flacidez en la piel en el posparto.

Especialmente en la piel del abdomen, se produce cierta flacidez debido a la distensión y posterior reacomodación. Para ello se recomienda asociar cremas hidratantes y reafirmantes.

Las cremas reafirmantes ayudan a recuperar la firmeza y elasticidad y son aquellas que contienen compuestos como almendras dulces, aguacate, rosa mosqueta, centella asiática, aceite de karité, vitamina E y jojoba.

Celulitis.

Se origina por la acumulación de tejido graso que forma bultos y hoyos en dermis. De forma principal se nota en glúteos, muslos y caderas.

Se relaciona con predisposición familiar, aumento de peso brusco, estrés, vida sedentaria, consumir abundantes carbohidratos y retención de líquido. Es por ello que lo más importante es hacer ejercicio de forma regular y llevar una dieta saludable.

Para intentar eliminarla se pueden usar drenajes linfáticos y terapia de masajes como tratamiento. Esto ayuda a activar la circulación y mejorar la retención de líquidos.

Cambios de textura en la piel de la cara en el posparto

Piel seca.

La caída brusca del nivel de progesterona y de estrógenos en el posparto hace que la piel se vuelva más sensible y seca. Se recomiendan cremas hidratantes con ácido hialurónico y un limpiador facial suave.

Acné.

Debido a la caída elevada del nivel de estrógeno, las glándulas sebáceas se activan y producen más grasa. El acné también puede verse favorecido por el estrés secundario a la llegada del bebé. Se recomiendan cremas con ácido azelaico o peróxido de benzoilo.

Tratamiento Anti Ojeras Mujer Posparto

Ojeras.

El cansancio, el estrés y las largas noches sin dormir se traducen en bolsas e hiperpigmentación en los párpados. Aunque lo más recomendable es el descanso, cuando no es posible se pueden seguir otros consejos, como el uso de cremas, geles o sueros a base de cafeína. Y cremas que incluyan vitamina C.

Hiperpigmentación de la piel en el posparto.

Debido a los cambios hormonales se produce hiperpigmentación de la piel por el exceso de melanina. En el segundo y tercer trimestre de la gestación, la hormona melanoestimulante alcanza sus niveles más altos, producto del incremento de la progesterona y los estrógenos.

La más característica es una mancha color marrón en las mejillas, el labio superior, la frente y la nariz. Esto se denomina cloasma gravídico o melasma.

El melasma no desaparece hasta 3 a 6 meses después del parto, cuando las hormonas vuelven a la normalidad. Lo mismo sucede con la hiperpigmentación de las aréolas de los pezones y la línea alba del abdomen.

No se recomienda el uso de cremas para despigmentar ni ningún tipo de tratamiento estético hasta 6 meses después del parto. Lo ideal es acudir con un dermatólogo.

Lo mejor es su prevención, utilizando barreras físicas (sombrero, gafas de sol, sombrilla) o químicas (protector solar). Sobre todo, en los meses de calor extenuante de verano. El protector solar es esencial durante el embarazo para evitar las pigmentaciones.

Recomendaciones para el cuidado de la piel en el posparto

Tomarse tiempo para disfrutar y cuidarse es clave. Hay que pedir relevo en el cuidado del bebé, ducharse sin mirar el reloj y dedicarse a una rutina de cuidado de la piel.

La piel debe hidratarse a profundidad. Hay que usar cremas en todo el cuerpo, sin olvidar la zona de la aréola y el pezón. Puedes exfoliarte una vez a la semana.

Por otro lado, trata de mantenerte activa. Realiza al menos 30 minutos de ejercicio físico, 5 veces a la semana.

El abdomen puede tardar hasta 6 meses en regresar a su estado; es el tiempo que le toma al útero contraerse por completo.

El cuidado de la piel en el posparto depende de los hábitos de vida. Concéntrate en tu bebé, pero tampoco te descuides.

Artículo anterior8 Ejercicios para Tonificar Brazos | Fitness y Salud
Artículo siguiente5 Infusiones Naturales para Reducir la Tensión Alta

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here