Beneficios físicos y mentales del yoga.

Beneficios físicos y mentales del yoga.

mayo 17, 2018 0 Por Beneficiode

Yoga todos sus beneficios para el cuerpo.

¿Qué es el yoga?

En una sociedad apresurada, donde todo está revolucionado, y en la que predomina un estado de continua tensión, estrés y rapidez, el yoga puede hacernos poner los pies en la tierra. Pararnos y respirar. Tomar consciencia. Por eso es interesante conocer los beneficios del yoga, una disciplina física, mental y también espiritual, que puede ayudarnos a reducir esta sensación de malestar.

Necesitamos relajarnos, desprendernos de la hiperactividad y escucharnos a nosotros mismos, descubrir nuestro yo. De este modo, descubriremos qué es lo que realmente necesitamos, qué nos pide nuestro cuerpo y qué pide nuestra alma. Practicar yoga de forma habitual es una fuente de salud.

La propia Organización Mundial de la Salud describe la salud como algo más que el bienestar físico. Lo hace de la siguiente manera: “La salud es un estado de bienestar físico, mental y social, con capacidad de funcionamiento, y no solo la ausencia de afecciones o enfermedades.”

Esta definición deja bien claro que hablamos de salud refiriéndonos a algo más que la simple ausencia de enfermedad. Se refiere a un bienestar a diferentes niveles, ya que somos seres biopsicosociales. La práctica del yoga nos ayuda a fomentar el trabajo en todas las esferas. Es una herramienta fundamental y está al alcance de todos.

El origen de la palabra yoga proviene del sánscrito y significa” atar juntos”, interpretándose como el acto de unir, juntar. Hoy sabemos que esta disciplina lleva practicándose desde tiempos remotos, pero que ha evolucionado hasta la actualidad. Su origen podemos ubicarlo en la India, aunque hace ya muchos años que la cultura occidental comenzó a mostrar cierto interés por ella. El yoga proporciona claves, prescripciones, métodos y técnicas para el bienestar integral y la evolución de nuestra conciencia.

¿En qué consiste el yoga?

Por eso podemos afirmar que, a través de ejercicios, tanto físicos como mentales, el yoga es una práctica que nos ayuda a cambiar la forma de percibir el mundo que nos rodea y nuestro estilo de vida, abriéndonos un abanico de extraordinarias posibilidades. Esta disciplina nos permite acercarnos a aspectos físicos, mentales y espirituales, permitiéndonos desarrollar el conocimiento sobre nosotros mismos. Posturas, repeticiones y respiraciones formaban parte de la técnica del ejercicio.

beneficios del yoga

Postura del Yoga

Beneficios físicos y mentales del yoga.

Estabilidad emocional.

El yoga nos permite recuperar lo más real de nosotros mismos y conectar con nuestros ángulos de quietud, aun en el desorden social en el que vivimos, alcanzando así, nuestra paz interior.

Aumenta la flexibilidad.

Una práctica regular de yoga nos fortalecerá, tonificando cada parte de nuestro cuerpo, y nos ayuda a desarrollar nuestra capacidad de resistencia y flexibilidad, permitiéndonos una conducción adecuada de nuestra energía, multiplicando concentración y relajación.

Alcanzamos la paz interior.

El yoga permite calmar nuestro sistema nervioso, ayudándonos a mantenernos en alerta, receptivos y saludables, y nos permiten librarnos de aquellos pensamientos negativos, centrándonos en la vivencia de nuestro presente. Así como conciliar mejor el sueño, llegando a dormir más profundamente, mejorando nuestro descanso.

Ideal para articulaciones y huesos.

Pero no debemos olvidar que, también, nos permite fortalecer nuestros huesos gracias a las distintas posiciones y movimientos y conseguir más flexibilidad y movilidad articular.

Reduce el estrés y tu corazón lo agradece.

Podemos agilizar nuestra mente y combatir el estrés, gracias al estado de relajación que desarrollaremos. También protegemos nuestro corazón gracias a la reducción de la presión arterial y ralentización de la frecuencia cardíaca a través de la práctica de sus ejercicios.

Tonifica tu silueta.

Mejorar nuestra silueta -como con cualquier otra actividad física –y mejorar la calidad de nuestras relaciones sexuales, debido a la liberación de endorfinas. También beneficia nuestra capacidad pulmonar con los ejercicios de respiración.

Más beneficios saludables del yoga.

La mejora en la salud física y mental es una realidad. Muchas de estas técnicas resultan de gran eficacia para prevenir artritis, artrosis, miocardio, lumbago, asma, bronquitis, estreñimiento, ansiedad y diversos desórdenes psicológicos, ya que nos permite resolver nuestros conflictos internos.

¿Qué aporta el yoga?

Durante la práctica de las Asanas -que es como se conocen las posturas de Yoga- podemos establecer un diálogo íntimo y silencioso con nuestro cuerpo, permitiéndonos explorar y comprender nuestra realidad física. Estas posturas nos permiten comprender el funcionamiento de nuestro cuerpo y los estímulos necesarios para que estemos en plena armonía.

No podemos simplificar la práctica del yoga a los estiramientos. Más que un simple estiramiento y tonificación del cuerpo físico, el yoga plantea abrir los nadis -los canales de energía-  y los chakras – los centros psíquicos- del cuerpo.

A través de la práctica del yoga podemos purificar y sanar el cuerpo, pero también controlar, calmar y enfocar la mente en aquello que realmente es importante. Las diferentes categorías de posturas producen diferentes efectos energéticos, mentales, emocionales y físicos. La práctica y repetición de las Asanas nos deben permitir respirar lenta y profundamente, de forma que logremos parar y ser conscientes de nosotros mismos. La práctica del yoga nos da la posibilidad de vernos durante su entrenamiento como el eje fundamental sobre el que gira el resto del mundo.

¿Cómo se practica yoga? ¿Cuáles son las posturas del yoga?

Puede ser practicado por cualquier persona y en la actualidad se puede practicar multitud de variantes que lo hacen mucho más divertido y que permitirá encontrar a cada uno la técnica que más se ajuste a su modelo ideal. Anusara, hatha, kundalini, bikram, ashtanga, bharata, viniyoga, aeroyoga, ananda y sivananda, entre otras muchas.

Podemos asegurar que, entre los objetivos fundamentales del yoga, se encuentran proporcionar buena salud y también permitir desarrollarse espiritualmente a la persona que lo práctica, conociendo de esta manera su potencial interno. Es decir, a través de su práctica y compromiso podemos llegar a conseguir un equilibrio mente-cuerpo en nuestro organismo.