Alimentos repletos de antioxidantes.

Alimentos repletos de antioxidantes.

mayo 24, 2018 0 Por Beneficiode

Alimentos llenos de antioxidantes.

El consumo de antioxidantes en la dieta es clave para gozar de una buena salud y belleza. Cuando se consumen frecuentemente, el cuerpo tiene la capacidad de regenerarse, prevenir el envejecimiento prematuro y, sobre todo, hacerle frente a los radicales libres que, de no ser tratados, pueden hacernos enfermar.

¿Pero que son los antioxidantes?

Los antioxidantes son unas moléculas que se encargan de evitar la oxidación de otras moléculas, especialmente cuando estas están expuestas a los radicales libres.

Gracias a esta función, los antioxidantes tienen la capacidad de retrasar el desgaste y deterioro de la piel, órganos, tejidos y demás.

Pero existen alrededor de 8.000 tipos de antioxidantes, aunque no todos actúan de la misma manera en el cuerpo.

Es importante proporcionarle al cuerpo una cantidad significativa de antioxidantes al día, de modo que pueda fortalecerse para realizar sus funciones.

Alimentos ricos en antioxidantes naturales:

Frambuesas, arándanos y fresas.

Bayas como frambuesas, arándanos y fresas son fuente rica en antioxidantes.

Brócoli.

Es uno de los vegetales más nutritivos que podemos incluir en la dieta. Contiene más vitamina C que una naranja y tiene más calcio que un vaso de leche.

Es rico en vitaminas y minerales que le aportan grandes beneficios a nuestro cuerpo, y contiene fitonutrientes, que son unas sustancias que pueden ayudar a prevenir y combatir enfermedades.

Frutos Secos.

Los frutos secos contienen ácidos grasos esenciales y una gran cantidad de antioxidantes que contribuyen al control del estrés oxidativo celular.

Té verde

El té verde se caracteriza por tener altas concentraciones de polifenoles, compuestos que, en alianza con otras sustancias químicas, aumentan los niveles de oxidación de la grasa y la termogénesis.

Tomates

Son la fuente por excelencia del antioxidante conocido como licopeno. El licopeno podría combatir diferentes enfermedades de forma más efectiva que la vitamina E y el beta-caroteno.

El licopeno necesita ir acompañado de una grasa saludable para poder ser absorbido eficazmente. Por lo tanto, se recomienda acompañar el tomate con aceite de oliva para obtener todos sus beneficios.

Chocolate Negro

Investigaciones recientes han demostrado que el chocolate negro contiene una gran cantidad de antioxidantes, que actúan positivamente en el organismo mejorando la salud cardiovascular y la piel, además de los estados emocionales.

 

Beneficios de los alimentos con antioxidantes

Alimentos con antioxidantes.

Los alimentos con antioxidantes previenen el envejecimiento.

Los alimentos ricos en antioxidantes ayudan a luchar contra el envejecimiento. Las vitaminas C, E y A, junto con otros elementos presentes en nuestra dieta, pueden mejorar la adaptación del organismo al paso de los años, siempre que no se abuse de ellos.

No sabemos cómo parar el envejecimiento. Entre las teorías que tratan de explicarlo se encuentra la “teoría de los radicales libres o del estrés oxidativo”. Se basa en un fenómeno común que se produce en nuestras células ante la presencia de oxígeno, lo que genera reacciones de oxidación que, a su vez, crean los llamados radicales libres, agentes oxidantes que causan deterioro celular. La acumulación de radicales libres en nuestro cuerpo produce alteraciones de la función celular que causan su muerte.

Eso sí, para paliar sus efectos nocivos las células disponen de sus propios mecanismos para defenderse, si bien va disminuyendo su capacidad según vamos envejeciendo. No obstante, al margen de la edad, hay que considerar otros factores como el tabaco, el abuso de alcohol, las infecciones y enfermedades, el estrés, la exposición a rayos solares sin protección, las dietas demasiado energéticas o desequilibradas, la contaminación ambiental, el ejercicio intenso, entre otros.

Los arándanos son una fuente de antioxidantes y salud.

Racimo de Arándanos

Los alimentos ricos en antioxidantes nos ayudan en la defensa contra los radicales libres.

Los antioxidantes más estudiados son ciertas vitaminas -C, E, A-, minerales -selenio, cinc, cobre…- y compuestos propios de plantas conocidos como fotoquímicos (la familia de los polifenoles es la más destacada). Estos últimos son compuestos que dan color a frutas y verduras, aromáticos -compuestos de azufre en las coles-, de ahí que se recomiende consumir cada día alimentos vegetales. Los alimentos que más se consumen de mayor capacidad antioxidante en la dieta mediterránea son: frutas, pan, patatas, hortalizas, cacao, legumbres, frutos secos y aceite de oliva.

Pero, una alimentación rica en alimentos naturales antioxidantes ¿qué enfermedades puede prevenir?

Cuando los antioxidantes no son capaces de frenar a los radicales libres se producen daños sobre las grasas, las proteínas y los genes. Se ha constatado que si el llamado mal colesterol o LDL-c se oxida, es más fácil que se adhiera a las paredes de los vasos sanguíneos, aumentando el riesgo cardiovascular.

Si las células de los vasos sanguíneos se ven afectadas por los radicales libres, se originan alteraciones vasculares que también aumentan el riesgo cardiovascular.

Cuando los radicales libres actúan sobre los genes, se incrementa el riesgo de tumores, y cuando afectan a las proteínas, los efectos se plasman en deterioro y muerte celular, asociados al proceso de envejecimiento y a un mayor riesgo de enfermedades degenerativas que inciden en el sistema nervioso, como el Parkinson.

Lo que hacen los antioxidantes es frenar las reacciones de oxidación en las células a partir de las que se originan los nocivos radicales libres. Y su papel es clave en la reducción enfermedades cardiovasculares, de tumores, y de enfermedades neurodegenerativas, al tiempo que potencian el sistema inmunológico.

frutos secos antioxidantes

Almendras sin pelar.

Todos necesitamos antioxidantes en nuestra dieta, a pesar de que nuestro cuerpo dispone de sus propias defensas. De hecho, parte de esos sistemas de protección precisan de los antioxidantes de los alimentos para realizar su función y dependen de ellos para frenar a los radicales libres.

No se trata de consumir la mayor cantidad posible de antioxidantes, sino de tomar la dosis adecuada a cada situación.  Los expertos aconsejan la inclusión en una dieta equilibrada de alimentos que aportan antioxidantes y un estilo de vida sano, más que recurrir a complementos o a alimentos enriquecidos.

Como todo, debe hacerse un consumo moderado ya que, en grandes cantidades, puede tener efectos dañinos sobre la salud.